Lectura

Benditas almas

El frío de la noche de finales de junio era ideal para pasar horas charlando en un lugar que...