Policiales

Sangre en la ropa era de Pistón Bermúdez

Imagen de archivo

Días pasados, en una vivienda lindera a los fondos de la casa del principal sospechoso de la desaparición de Micaela Onrrubio, los vecinos encontraron ropa ensangrentada y un cuchillo que estaba semienterrado en el lugar.

Los resultados de los análisis realizados por Policía Científica arrojaron que la sangre no pertenecía a la víctima, según informó este viernes Subrayado.

Esta podría haber sido una prueba para que Fiscalía pudiera llevar a juicio al hombre que está formalizado.

Sin embargo, las manchas de sangre pertenecen al imputado, Gabriel Pistón Bermúdez, según se desprendió de los exámenes llevados a cabo.