Seguridad

La guardia mató un preso; el Ministerio mintió

Foto de archivo

Un informe del comisionado parlamentario sobre el sistema penitenciario, Juan Manuel Petit, reveló que un recluso del penal de Libertad falleció a raíz de un disparo de la guardia del centro de reclusión y no por una herida de arma blanca propinada por otro preso, como lo informara el Ministerio del Interior.

El documento señala que Carlos Alberto Nuñez -el recluso ultimado- “murió a raíz de un disparo de escopeta con munición no letal pero hecho a muy corta distancia, realizado innecesaria e irregularmente cuando se encontraba indefenso y sin posibilidad alguna de agredir a nadie, ya que una reja lo separaba del personal policial”.

Así fue consignado este jueves por el periodista Leonardo Haberkorn publicado este jueves en el portal web del diario El Observador.

“Una vez herido, la guardia dejó que Nuñez permaneciera varios minutos en el suelo. Luego lo tuvieron más de una en una celda, muriendo. Cuando lo atendieron, ya no había nada que hacer”, escribió Haberkorn.

Sin embargo, el Ministerio del Interior informó que a Nuñez lo había matado otro preso con un arma blanca. El hecho ocurrió el 9 de octubre. El informe fue presentado por Petit, este jueves, a la Comisión Bicameral de Seguimiento Carcelario.

Aunque el comisionado sostiene que han existido importantes mejoras en el sistema carcelario en los últimos tiempos, el relato de lo ocurrido el 9 de octubre en el sector B, tercer piso del penal de Libertad, tiene ribetes apocalípticos.