Agro

“El productor y su familia no dan más”

En el discurso de cierre de la 74a. Exposición de Ganado Lechero, el presidente de la Asociación Rural, Cesar Zunino, pidió para la lechería los mismos beneficios que la forestación.

El dirigente lamentó que a pesar del paso de los años, “el sinfín de reuniones y los kilómetros recorridos por los representantes de los productores”, el sector siga en crisis.

“Se creó un Instituto para promover el desarrollo de la familia tambera y tampoco se logró ese objetivo” remarcó Zunino, en alusión al INALE.

A su entender “el entramado social de la lechería agoniza” al igual que las “cientos” de salas de ordeñe que se han cerrado en los últimos años.

“La tendencia es irreversible y a pesar de eso no se actúa”, enfatizó el titular de la Rural maragata, quien sostuvo que “el productor y su familia no dan más”.

Zunino dijo también que el “golpe de gracia” a la lechería se lo está dando “no solo el enorme peso del Estado sino el desmedido y autoritario poder sindical, avalado por las autoridades de turno”.

“Desde nuestra posición lo volvemos a decir: la lechería nacional se está desmantelando“, manifestó.

SEGURIDAD. Zunino abrió sus palabras reiterando la enorme preocupación que existe en el sector rural por la inseguridad.

En ese sentido recordó lo que dice el Art. 7 de la Constitución: “Los habitantes de la República tienen derecho a ser protegidos en el goce de su vida, honor, libertad, seguridad, trabajo y propiedad. Nadie puede ser privado de esos derechos sino conforme a las leyes que se establecieren por razones de interés general”.

“No nos olvidamos que hay dos casos de asesinato de productores rurales sin aclarar”, apuntó. Por otra parte “el abigeato nos sigue castigando duramente”.

“En estos meses hemos padecido varios episodios que tampoco se han aclarado. Hace dos meses hubo un procedimiento en el que se incautaron más de 8000 kilos de carne que todavía no se sabe de dónde procede”, recordó.

Para Zunino, “si existe la faena clandestina es porque hay compradores que fomentan esas prácticas y organismos de contralor que no están cumpliendo su función”.

Asimismo reiteró que, en opinión de la Rural, los ocurridos “no son casos aislados ni fruto de la necesidad” sino de una “organización muy bien preparada para delinquir”.

Paralelamente, expresó honda inquietud por las “jaurías rurales y urbanas que hacen estragos en las majadas”.

Al respecto, señaló que en el galpón de ovinos estaba prevista una muestra de animales de la Escuela Agraria de Montes. “Sin embargo sus ovejas fueron atacadas y no pudieron venir”, indicó.