Economía

Ex Takata pretende alcanzar todo el MERCOSUR

Foto: La Semana

El gerente de la planta industrial de Joyson Safety System -ex Takata- Enrique Alonso, dijo que las perspectivas de la firma son las de sumistrar airbags a todo el Mercosur. Asimismo señaló que no está previsto bajar el número de empleados.

“La perspectiva no es disminuir el trabajo, es mantenerlo. Afortunadamente hemos crecido un poco, ya pasamos los 700 trabajadores y seguimos con nuestra demanda fuerte, especialmente con el mercado brasilero y estamos trabajando bien”, señaló Alonso al periódico La Semana de Libertad.

Consultado sobre si los vaivenes políticos y económicos han afectado a Joyson, dijo que no. “Nada de eso. Brasil muestra algún tipo de recuperación. Sus ventas en el mercado local han subido, también sus exportaciones y eso se refleja en nuestra producción, en nuestra estabilidad, al mantener el mismo nivel de demanda que hemos tenido hasta ahora”, remarcó el gerente, de origen mexicano.

Sobre la posibilidad de aumentar el personal empleado, Alonso señaló que la visión es “mantenernos en el número en el que estamos”. 

“No tengo nada confirmado que pueda visualizar un crecimiento ya confirmado. Sí tenemos cotizaciones de nuevos proyectos, nuevas bolsas, pero de eso a confirmarse todavía falta un poquito. La perspectiva es positiva y eso es lo que sí queremos que quede claro”, señaló.

En cuanto a los destinos de su producción, además del mercado de Brasil, manifestó que llegar a Argentina esta entre los desafíos de la empresa. Y a más de siete años de operativa, los objetivos no han cambiado, según expresó.

“La perspectiva de esta planta es poder atender a todo el Mercosur, porque antes no existía ningún productor de bolsas de aire en la región, hoy nosotros somos los únicos que producimos en Sudámerica y la perspectiva es poder atender a todo el Mercosur”, indicó Alonso.

Joyson Safety System, compuesta por la empresa norteamericana Key Safety Systen y la china Ningo Joyson Electrónics, adquirió Takata el año pasado, luego de los problemas que la autopartista china tuviera con airbas colocados en vehículos destinados a los mercados de Estados Unidos y Europa.