Sociedad

Reclamaron “verdad, justicia y basta de impunidad”

Foto: José Gutiérrez

Como en varios puntos del territorio nacional, se cumplió este domingo en San José una nueva Marcha del Silencio. Al igual que la de Montevideo, fue la 23ª: la marcha local y la de la capital son las más antiguas.

Como es tradicional, se inició en Plaza de los Treinta y Tres Orientales, y por las calles 25 de Mayo y Ansina desembocó en la Plazoleta de los Mártires de la Democracia, ubicada donde confluyen Ansina y Bentancur.

La oratoria estuvo a cargo del Presidente de la Asociación de Profesores de San José, Juan Martín Durán, quien reivindicó el derecho de los familiares de los desaparecidos a conocer el destino de sus seres queridos.

“Me llamo Juan Martín Durán, hijo de Pedro Durán y de Alicia Cerdeña, padre de Matilde y Salvador Durán. Sé dónde están mis seres queridos, los vivos y los que no. Los puedo llamar, saludar, darles un beso, abrazarlos o dejarles una flor sobre el mármol. Pero no todos los uruguayos tienen ese privilegio. Hasta que todos lo tengan seguiremos marchando cada 20 de mayo, por verdad, justicia y basta de impunidad”, comenzó diciendo.

Sobre el final, y luego de haber dado lectura al cuento de la escritora argentina Cecilia Solá, titulado “Útero vacío”, el dirigente sostuvo que “sigue habiendo muchos mentirosos, muchos cobardes, violadores, asesinos y torturadores que es responsabilidad del Estado y de todos seguir persiguiendo hasta encontrarlos y enjuiciarlos”.

Unas 200 personas aproximadamente fueron parte de la Marcha, destacando la asistencia de dirigentes nacionales de la Federación Uruguaya de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua (FUCVAM).