Sociedad

“No quiero las crecientes de herencia para mis hijos”

Vecinos que resultaron afectados por las inundaciones de abril del 2016 -de la que este lunes se cumplen dos años- trabajan con el fin de conformar una asociación civil.

La entidad procurará abordar la situación de quienes padecieron el fenómeno y avanzar hacia soluciones concretas, de acuerdo a lo señalado por Leonardo Del Rio, uno de los damnificados.

En el programa “Periodismo al Día” de FM Principal, Del Río dijo que la asociación estará conformada tanto por actores sociales como políticos, pero prefirió no ahondar en detalles para “no generar falsas expectativas”.

De todas formas, dijo que la “punta de lanza” de la asociación, serán los propios afectados.

El vecino fue crítico con la actitud que las autoridades han tenido hasta el momento. Cuestionó, por ejemplo, que en el último Consejo de Ministros el asunto no haya sido trasladado por los ediles o el Intendente. “Nadie tocó este tema”, remarcó.

Del Río reconoció que los afectados tampoco tuvieron la claridad necesaria como para poder haber solicitado alguna audiencia. Igualmente, opinó que la primera responsabilidad “la tienen nuestros representantes”.

Asimismo, criticó que no se haya concretado aún la reunión entre el Intendente Falero y cónsul honorario de Holanda, luego de que por intermedio del Dr. Franklin Fuentes, ese país expresara interés en hacer aportes, en virtud de su experiencia en la materia.

Paralelamente, el vecino se mostró escéptico con respecto a los resultados del convenio que suscribirán la Intendencia y la Facultad de Ciencias para efectuar un estudio del comportamiento del río y evaluar alternativas de solución.

Según Del Rio, la mayor parte de los vecinos residentes en la zona ribereña de la ciudad desean que las posibles soluciones se encaminen hacia intervenciones en el propio río San José y no a través del realojamiento de las familias.

En al sentido, señaló que quienes expresan esto último “son los que están alquilando, que son los menos. La mayoría, que con gran esfuerzo se compró un terrenito y levantó su casa ahí, quiere que se haga algo con el río”, aseguró.

“No quiero las crecientes de herencia para mis hijos” expresó Del Río, quien reside en una zona a la que las inundaciones no habían llegado nunca.

En octubre del año pasado, el vecino había promovido una movilización hacia la Plaza de los Treinta y Tres Orientales para reclamar soluciones.