Seguridad

“No puede ser que el policía trabaje con temor”

Foto: José Gutiérrez

El Fiscal Gustavo Zubía, que el próximo 1º de mayo dejará su cargo, destacó que en el proyecto de desarme del Movimiento “Sin banderas” se aborde la forma en la que el funcionario policial puede repeler la agresión de un delincuente.

Acerca de la propuesta de desarme -que la iniciativa propone realizar en tres meses, una vez aprobada- Zubía dijo tener “algún matiz” si bien se mostró de acuerdo que se trabaje sobre la regulación de la tenencia.

“Pero lo que más me entusiasma, tratando de darle una nueva óptica, es la forma que se plantea para que un policía pueda repeler un acto de agresión de un delincuente”, remarcó.

En su artículo 5º el proyecto establece que los funcionarios policiales o militares “debidamente autorizados” que para repeler una agresión cometida con un arma de fuego “le causaran una o varias lesiones personales o derivare en la muerte del agresor (…) serán eximidos de castigo y estarán exentos de responsabilidad penal, administrativa y civil”.

“Esto es prioritario y el proyecto lo aborda. Hay pocos proyectos que abordan esto, y me parece perfecto. Como abogado puedo tener algún matiz, pero con este aspecto estoy absolutamente de acuerdo”.

Para Zubía “no puede ser que el policía trabaje con temor, pero no con el temor de sufrir una lesión sino al cómo proceder, porque el exceso o el supuesto o considerado exceso puede ocasionarle consecuencias jurídicas”.

El Fiscal dijo que en otros países lo que plantea el proyecto ya se implementa. “Y no estamos hablando de gatillo fácil ni nada que se le parezca. Es un tema de presunción a favor del funcionario policial. Eso es lo que rescato de la propuesta porque es importante que tenga otro tratamiento en la Ley Orgánica Policial”, afirmó.