Sociedad

“Esta soy yo y no me avergüenza mostrarme”

María Luz Fassani

“Hoy en la calle se rieron de mí, no me importó…me merezco respeto y no sentirme humillada”. Estas son solo algunas frases del mensaje escrito por una mujer maragata de 41 años de edad que padece cáncer gástrico y que pronto se volvió viral por su fuerte convicción de lucha ante la adversidad.

La autora del mensaje se llama María Luz Fassani, una habitante de San José de Mayo que se define como “mamá y papá de tiempo completo”, de dos pequeñas niñas de 9 y 2 años de edad.

Trabaja en el Hogar de Ancianos de San José, pero se encuentra en uso de licencia médica mientras dura el proceso de quimioterapia, el que espera finalizar en mayo, mes en el que se someterá a nuevos exámenes para saber si las sesiones dieron el resultado esperado.

María Luz junto a sus hijas

“Esta soy yo y no me da vergüenza mostrarme, no quiero dar lastima a nadie, quiero luchar por lo que quiero, quiero sacar mis hijas adelante y enseñarles que su mamá fue fuerte para ellas”, indica María Luz en la primera parte de su mensaje.

Luego da cuenta de un hecho que en otra persona pudo haber sido doloroso y triste, pero ella, denotando una vez más su personalidad y espíritu, prefirió ignorar: “Hoy en la calle se rieron de mí, no me importó”.

Más adelante manifiesta, “yo no elegí esto, me vino de garrón, se llama cáncer y no es gracioso. Así voy a mostrarme y sé que me merezco más felicidad de la que tengo, me merezco respeto y no sentirme humillada”.

Para finalizar María Luz escribió, “que Dios los ayude y a mí no me desampare, hay que estar en mi lugar”.

Rápidamente sus palabras fueron compartidas cientos de veces y los mensajes de apoyo y aliento se multiplicaron. Algunos de ellos dicen: “Fuerza Luz, sos una gran madre y persona te conozco de toda una vida te quiero mucho…”, “Sos un ser maravilloso te adoro flaca”, “¡Sigue tu lucha guerrera! ¡Todo saldrá bien!” y “Mi admiración hacia vos como madre mujer y luchadora, ejemplo de mujer, me enorgullece saber que hay mujeres fuertes como vos”.

En comunicación con San José Ahora María Luz manifestó que en diciembre del año 2016 le fue diagnosticada la enfermedad, comenzó con quimioterapia y el 30 de marzo del 2017 fue operada, una gastrectomía total. Después de eso volvió a la quimioterapia hasta julio de 2017. “Todo estaba bien” dijo, y agregó que “tras una recuperación increíble” se reintegró a su trabajo a fines de setiembre hasta diciembre, cuando, lamentablemente, los análisis salieron mal y, una vez más, le diagnosticaron cáncer gástrico.

En todo este proceso pasé por momentos malos, pero siempre, aunque he querido rendirme, miré a mis hijas”, dijo María. “Cuando le expliqué a mi hija mayor que estaba enferma nuevamente fue lo más terrible que pude sentir. Lloré y me amargué muchísimo al ver que siendo yo quien debe cuidarlas es ella quien me cuida y acompaña después de cada quimio y está firme a mi lado”.

María Luz detalló que “esta vez no hay operación, solo la quimioterapia que viene funcionando según los últimos análisis, donde los valores bajaron. Ahora espero a terminar en mayo para realizar estudios y saber cómo sigue esto”.

Consultada sobre cómo impactó su mensaje en redes sociales manifestó: “La verdad estoy sin palabras. Nunca pretendí ser ejemplo de nada, sólo quiero salir adelante por mis hijas y poder sacarlas adelante. Quiero hacer lo correcto y si mi mensaje ayuda no lo dudaría, me di cuenta que mucha gente está a mi lado dándome ánimo aun sin conocerme”.

Por: César Reyes

*Fotos: Facebook María Luz Fassani