Sociedad

Niños y jóvenes recuperaron parada de ómnibus

Foto: José Gutiérrez

Chicos que concurren al club de niños La Casita y el centro juvenil Encarando -que funcionan en barrio Cementerio- realizaron la recuperación de las paradas de ómnibus ubicadas en las avenidas Herrera y Lavalleja.

En diferentes lugares plasmaron coloridos diseños, coronados por un mensaje principal que reza: “La posibiidad de realizar un sueño es lo que hace que la vida sea interesante”.

Palabras como “amistad”, “sueños”, “reflexión”, “familia” y “compromiso” pueden leerse en un dibujo de un globo aerostático.

Frente a él, y como hojas en las ramas de un árbol, los chicos dejaron pintadas sus manos en diferentes tonos.

“Paz”, “alegría”, “participación”, “vida” y “amor” son expresiones que también se pueden apreciar en otro sector.

La intervención fue muy bien recibida no solo por los vecinos sino además por quienes a diario utilizan el lugar para tomar o descender de los ómnibus.

De hecho, en las últimas horas, usuarios de las paradas habían expresado su malestar por el alto grado de insalubridad que existía en torno a las mismas.

La Casita y Encarando son servicios gestionados por la Asociación Cristiana de Jóvenes y funcionan en un mismo local, ubicado en calle Pedro Chanquet casi Canelones.