Economía

Sube el teléfono, la luz, el agua, la nafta y el gasoil

El gobierno definió una suba en las tarifas públicas a partir del 1º de enero de 2018. OSE y Antel aumentarán 6,5%, UTE 3,2%, la nafta 9,8% y el gasoil 4,8%.

En conferencia de prensa, el subsecretario de Economía y Finanzas, Pablo Ferreri sostuvo que en dos casos se está ajustando solo por inflación (ANTEL y OSE), en otros por debajo (UTE), y en el caso de ANCAP se toma en cuenta la evolución que ha tenido el precio del barril de petróleo en los últimos meses.

El costo de importar petróleo en pesos está alrededor de un 30% por encima de la paramétrica que fijó en julio pasado. Ahí se estableció para el semestre julio-diciembre una cotización para el crudo Brent de US$ 49 y un dólar a $ 29, lo que arroja un valor en pesos de $ 1.421 por barril.

Sin embargo, a fin de noviembre con el petróleo a US$ 62,7 y un tipo de cambio a $ 29,36, la cotización del barril llegaba a $ 1.842. En el acumulado julio-noviembre, la paramétrica ha estado en promedio un 12% por encima de lo que proyectó al arranque del segundo semestre.

Sobre el aumento diferencial entre el precio del gasoil y el de las naftas, Ferreri dijo que “el motivo fundamental es continuar protegiendo al Uruguay productivo”.

Consultada por las diferencias que hubo en la interna del gobierno y en particular sobre el ajuste en UTE, la ministra de Industria, Energía y Minería, Carolina Cosse, dijo que el gobierno es un “equipo” donde se da “total libertad” a los técnicos para que opinen, pero aclaró que la “dirección” y la definición es “política”.

“Vamos a trabajar en una fórmula transparente para que cuando hay más viento, llueve más, o exportemos más de lo supuesto, esas mejoras se vuelquen por encima de lo previsto a la ciudadanía. Eso es gracias a que cambiamos la matriz energética”, afirmó.

En ese sentido, Cosse anunció que para 2018 UTE lanzará una tarifa “triple horario” para el consumo residencial. Actualmente, la tarifa inteligente del ente contempla dos franjas de consumo.

Con esa nueva opción, según la ministra, el ente aspira a reducir los picos de consumo, algo que ayuda a que el ente energético puede tener “cierto alivio” en las inversiones que debe hacer para reforzar las redes de transmisión.