Gremiales

“Hay que pisar los callos de los intereses empresariales”

Foto: José Gutiérrez

El Secretario General de la Federación Uruguaya de la Salud (FUS), Jorge Bermúdez, dijo que para que la reforma de la Salud avance hay que “pisar los callos de los grandes intereses empresariales”.

Bermúdez fue uno de los dirigentes sindicales que encabezó este martes en San José la jornada “¿Hacia dónde va la reforma? A 10 años de su implementación” llevada a cabo en el local del Sindicato de la Asociación Médica.

Junto a Bermúdez también estuvieron el Director de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) en representación de los trabajadores, Pablo Cabrera, y el ex Ministro de Salud Pública -actual asesor de la FUS- Dr. Jorge Venegas.

“La reforma de la Salud no ha tenido cambios ni en su modelo de gestión ni en su modelo asistencial. Si no hay cambios no hay avances, y para eso hay que pisar los callos de los grandes intereses empresariales”, sentenció el sindicalista.

Bermúdez afirmó que hay quienes “ganan 1 millón de pesos por administrar una mutualista, o 500 mil por hacer una práctica anestésico quirúrgica. Algunos tiene más estancias que cuando Hernandarias llegó al Uruguay”, añadió.

Ante ello, desafió a las autoridades de la Asociación Médica de San José a “que vengan y me digan que lo que estoy diciendo es mentira”.

“Que vengan -ya que estamos en San José- y también digan porqué dicen que no pueden pagar los salarios de las nuevas categorías laborales que ya fueron acordadas”, agregó.

El dirigente indicó que esas nuevas categorías abarcan 1200 trabajadores con distintas tecnicaturas en todo el país, y que a las mutualistas en su conjunto les implicaría desembolsar 3 millones de dólares anuales.

“Saben cuánto gastaron en publicidad en la apertura del último corralito mutual, en un par de meses? Siete millones. Entonces, ¿cómo se dicen que no se puede hacer frente a las nuevas categorías?”, se preguntó.

Bermúdez sostuvo que son “cosas que hay que cambiar. De lo contrario esta reforma, que al principio tenía un hondo sentido nacional y popular, lo va a dejar de tener y va a caer”, remató.