Salud

Crossa apretó el botón rojo en la Junta

Foto. José Gutiérrez

Un fuerte cuestionamiento al todo el sistema político realizó este martes el neurocirujano endovascular Dr. Roberto Crossa, en el marco del reconocimiento a su trayectoria que le realizó la Junta Departamental.

Luego de recibir los elogios por su carrera y sus logros de parte de ediles oficialistas y de la oposición, Crossa relató los esfuerzos que realiza para que Uruguay cuente con el tratamiento del ACV isquémico.

“Es algo que Uruguay se merece y para eso necesitamos la ayuda de la clase política”, subrayó el especialista.

Crossa remarcó que el principal objetivo es que quien sufre el ACV pueda recibir “una respuesta a tiempo. Me da mucha tristeza, indignación y rabia saber que mueren en Uruguay por esta causa 7 personas por día”, enfatizó.

El médico dijo que además de que en el país “no se hace nada”, hay quienes “lo que hacen es entreverar la madeja para que la gente no entienda”.

“Escuchamos a gente que tiene responsabilidad de hacer cosas entreverando la madeja, diciendo ‘coman sin sal’, ‘coman sin grasa’, etc., etc. Eso está muy bien pero da resultado a largo plazo, no a corto”, señaló.

Yo soy un gran defensor de la lucha contra el tabaquismo, contra el alcohol, contra el sedentarismo, pero cuando se nos están muriendo 7 personas por día no le podemos decir a la gente que coma sin sal”, se quejó.

Crossa dijo que el ACV es la primera causa de muerte en mujeres en el Uruguay pero que va camino a convertirse en la primera causa de muerte en forma absoluta en Sudamérica

“Y esto es por lo que se conoce, que ya es espantoso. Pero también por lo que no se conoce, que seguramente es aún peor”, afirmó.

El experto -de 43 años de edad- aseguró que a nivel internacional “están sorprendidos por la falta de respuesta que ha existido de parte de las autoridades”.

“He hablado con Ministros, Directores de Salud, Diputados, Senadores, de todos los colores habidos y por haber y no se puede creer la falta de empatía que hay con quienes sufrieron un ACV”, expresó.

El homenajeado señaló que “cuando arranca el ACV, las posibilidades de salvar a la persona si se la trata a tiempo es de casi el 100 por ciento. Lamentablemente en Uruguay, cuando la ayuda le llega, luego de saltar un montón de vallas, es de casi el 0%”, 

Para Crossa, tal panorama “es una tragedia, una calamidad nacional”.

“OTRA VERGÜENZA”. Por otra parte, Crossa dijo que Uruguay es “de los pocos países que no obliga al sistema a prestar el tratamiento endovascular. Esto es otra vergüenza”, afirmó.

En ese marco señaló que en los centros asistenciales de ASSE ese tipo de tratamiento “está licitado, por ende hay que tener dinero para poder acceder a él”.

“Conozco un caso en el que a una persona se le pidió un cheque de 10 mil dólares. U otro en el que se le pidieron 5 mil dólares a una señora cuyo esposo está sufriendo una muerte cerebral paulatina por no recibir tratamiento”, comentó.

Y hay personas que se han muerto por no tener ese cheque”, alertó.

El médico señaló que ese dinero que se solicita es para la adquisición de los materiales que se necesitan para el tratamiento endovascular.

Sin embargo, “el 40% por ciento queda en Aduanas, porque tienen un canon del entorno del 40 por ciento que es lo mismo que se le cobra a un par de zapatos”.

Crossa dijo que “todos los políticos reconocen que hay que hacer algo, pero lo contraponen y hacen trampa”.

“Cuando llevé al tema a la Comisión de Salud de Diputados en determinado momento lo contrapusieron con la hepatitis y me dijeron ‘¿qué hacemos entonces?¿compramos vacunas o hacemos esto?’. Una charla así se convierte en absurda y se anula toda posibilidad de argumentación real”, opinó.

El experto comentó que la falta de avances también responde a la complicidad de la comunidad médica.

“Hay colegas que tienen miedo de hablar de estas cosas porque creen que se puede generar alarma social. Yo hace rato que decidí empezar a pisar lugares sensibles. Yo rompo el vidrio y aprieto el botón rojo. No puede ser que en Uruguay las muertes por ACV sean 10 veces más que las que causa el tránsito y no haya un aviso del Ministerio de Salud enseñándole a la gente como detectar los síntomas”, remató.