Gremiales

Se agrava conflicto en Ruimar; también en Lidasur

Distintas instancias de negociación se llevaron a cabo este martes en San José de Mayo y Montevido por los conflictos en las empresas San Miguel, Lidasur y Ruimar.

En las dependencias locales del Ministerio de Trabajo, se reunieron representantes de la citrícola San Miguel y de la Unión Nacional de Asalariados, Trabajadores Rurales y Afines.

Días pasados la firma anunció que despediría personal a raíz de una reestructura; en ese marco, desafectó en las últimas horas a dos referentes sindicales.

Al término de la instancia, que se extendió por varias horas, el dirigente Germán González dijo que las partes se encaminan a un acuerdo.

Los despidos se evitarían establecimiento un sistema rotatorio de envíos al seguro de paro, de a dos trabajadores durante dos meses, y serían reintegrados las referentes.

Este miércoles, a las 11 de la mañana, las partes mantendrán una instancia bipartita en la que esperan ajustar detalles del documento que, en encuentro posterior, suscribirán en la cartera laboral.

LIDASUR. La situación de la metalúrgica de Playa Pascual fue tratada en la sede de la Dirección Nacional de Trabajo, en Montevideo.

Días atrás, la firma despidió a cinco trabajadores, según la Unión Nacional de Trabajadores del Metal y Ramas Afines, por afiliase al sindicato.

Según lo señalado por el dirigente Leonardo Cavia, la empresa se mantuvo firme en su postura, por lo que el gremio evaluará los pasos a seguir.

En horas de la mañana, en conferencia de prensa, Cavia había manifestado que si el reintegro no se concretaba, el conflicto podía extenderse a otras plantas del sector.

RUIMAR. También en Montevideo se abordó el caso del chofer despedido de la empresa de ómnibus Ruimar.

Fuentes de la Coordinadora de Sindicatos del Transporte Maragato indicaron que la única propuesta de la firma fue modificar la carátula del despido de notoria mala conducta de despido común.

Debido a ello, las partes suscribieron un acta de desacuerdo; la Coordinadora se reuniría sobre finales de esa semana o principios de la próxima para resolver nuevas medidas.

Desde el colectivo aseguraron que el conflicto se agravará. “Que los usuarios de Ruimar vayan pensando en otros servicios”, advirtieron.