Agro

“Queremos campo con gente y con familias”

Foto: José Gutiérrez

“Somos un país agropecuario, pero sin conciencia de serlo”. Así, el Presidente de la ARSJ, César Zunino, finalizó el discurso que dio en el acto de cierre de la 73ª Exposición de Ganado Lechero, este domingo.

En la frase, Zunino envió el reclamo al gobierno nacional de que adopte medidas que permitan el desarrollo del sector. Como ha sucedido en los últimos años, no había ninguna presente.

Centrándose en la lechería en particular, el titular de la Rural dijo que el rubro debe actualmente 380 millones de dólares, o lo que es lo mismo, “todas las vacas” que poseen los tamberos. “La deuda de los productores creció más el 50 por ciento y la de la industria 62 por ciento”, añadió.

Zunino también habló del costo del gasoil y pidió que se rebaje, ya que es uno de los insumos de mayor trascendencia para la lechería. Para graficar su importancia, dijo que el 42 por ciento del consumo mensual de ese combustible en el país se explica por la cuenca lechera.

Asimismo, y en alusión a la medida de suspensión de las importaciones de productos lácteos impuesta por Brasil, el dirigente demandó “mercados más confiables” y “no por afinidad ideológica”.

El Presidente también se refirió a la inseguridad que se vive en el medio rural. De hecho el acto comenzó con un minuto de silencio en recuerdo de Viviana Gallero, asesinada en Chamizo meses atrás. “En ella recordamos a todos los productores que han sido víctimas de la delincuencia”, señaló.

El dirigente reconoció los esfuerzos que hace la Policía, pero consideró que “con eso no alcanza”, por lo que pidió cambios en las leyes. “No nos resignamos a vivir con miedo. Empezaron por las ovejas, siguieron con las vacas y ahora son las personas”, enfatizó.

“Exigimos poder ejercer nuestro derecho a vivir y trabajar en paz”, expresó.

Más adelante, Zunino se refirió al caso del peón de Salto agredido a rebencazos por un capataz. Al respecto, rechazó “los términos esclavitud y lucha de clases que han usado algunos, que se ve que les sirve para mantener las diferencias entre el campo y la ciudad”.

La inclusión financiera que promueve el gobierno también fue merecedora de una línea. Al respecto, dijo que para quienes residen en el medio rural “más que inclusión ha sido exclusión”.

Por todo esto, Zunino dijo que “el campo está lleno de vacas pero no de gente” por lo que reclamó una “política repoblamiento” para frenar “la extranjerización y la concentración”.

“Queremos campo con gente y con familias. Somos un país agropecuario, pero sin conciencia de serlo” cerró Zunino, aplaudido en no menos de una decena de veces durante su alocución.