Gremiales

Los echaron por darle leche al Policía

Trabajadores de un establecimiento lechero comparecieron este miércoles ante la Justicia para reclamar su reintegro a la empresa.

Acompañados por el dirigente de la Unión Nacional de Trabajadores Rurales y Afines, Germán González, se presentaron ante la sede por entender que fueron víctimas de “persecución sindical”.

De acuerdo a lo señalado por González, su desvinculación se produjo por haber cometido una falta “grave” que para el gremio, no existió.

Washington Elicheix, uno de los empleados afectados, indicó que fue porque le proporcionaron “un par de litros de leche” a un efectivo policial que pasó por el establecimiento.

Elicheix señaló que no era la primera vez que lo hacían, que la empresa lo sabía y que el comportamiento responde a una costumbre: “si pasa un caminante y pide, también se le da, es algo que se acostumbra”, reafirmó.

Por otra parte, indicó que el tambo produce más de 12 mil litros por día, por lo que “no le afecta en nada”, según su opinión.

González consideró que el episodio fue tomado como excusa por los dueños del establecimiento, contrarios a la sindicalización de sus trabajadores, que había ocurrido pocos días antes.

“Es gente que no había faltado un día a su lugar de trabajo y que no tiene faltas de ningún tipo”, afirmó,

Elicheix aseguró que el vínculo con la firma comenzó a deteriorarse cuando en julio comenzaron a preparar reclamos relacionados con haberes impagos, y se tramitaba una audiencia de conciliación.

El nombre del establecimiento es “Agropecuaria Capurro” y está ubicado en esa zona del departamento.