Política

FA vota porque si no “se corta” la cadena

Foto de archivo

La bancada de ediles del Frente Amplio anunció en la tarde de este martes que dará anuencia al Ejecutivo para que gestione el “duodécimo”.

Es el préstamo del BROU que el Intendente José Luis Falero pretende obtener para reparar la caminería dañada por las últimas precipitaciones.

Sin embargo, en la coalición de izquierda entienden que la comuna necesita ese dinero para poder seguir funcionando. Y por eso darán su voto.

En conferencia de prensa, el edil socialista Javier Gutiérrez, dijo que el préstamo “confirma que la situación financiera de la Intendencia es compleja”.

“Es compleja, preocupante, alarmante. Ha dejado de ser complicada desde el punto de vista financiero para ser complicada económicamente”, afirmó.

“Ahora si peligra la cadena de pago: pago de salarios, a proveedores” aseguró el legislador.

“Por eso y por la responsabilidad institucional que tenemos hacia la población, hemos optado por acompañar el proyecto”, enfatizó.

Como contrapartida, el FA solicitará al Ejecutivo que remita mensualmente a la Junta un informe sobre la forma en la que ha utilizado esos dineros.

“Estos fondos no tienen que tener un destino específico, pueden ser utilizados para cualquier cosa, por eso consideramos pertinente esos informes”, señaló.

Gutiérrez dijo que el voto del Frente Amplio es independiente de lo que hagan los diferentes sectores del Partido Nacional.

Según dijo, con el “duodécimo” la Intendencia obtendrá unos 64 millones de pesos, esto es unos 2,5 millones de dólares.