Sociedad

La solidaridad puede más que el fuego

Desde que perdieron todo en un incendio, los gestos solidarios no se han detenido. Pero aún falta.

Una familia afincada en paraje Cañada Grande vio como a causa de un cortocircuito se les incendió toda la casa, perdiendo en pocos minutos todas sus pertenecías materiales.

La familia está compuesta por el matrimonio y sus tres hijos, una adolescente de 16 años y dos varones de 11 y 12 años de edad respectivamente.

Si bien las muestras de solidaridad no se han detenido, aun se necesitan muebles como ropero, cómoda, mesas de luz, almohadas, vestimenta, calzado y material de estudio para los chicos.

Quienes tengan la posibilidad de donar, podrán hacerlo llamando al celular 094011985 y un camión pasará a retirar los efectos que serán entregados a los damnificados.