Sociedad

COVILIBER II: deudas, denuncias y entredichos

Cooperativistas denunciaron deudas de hasta 1 millón de pesos por parte de la Comisión Directiva. Su Presidente salió a defenderse.

Mediante una carta remitida al semanario “El Bocón”, integrantes de COVILIBER II, cooperativa ubicada en la ciudad de Libertad que fuera inaugurada hace menos de un año atrás, denunciaron deudas a comercios de la zona por 4 mil dólares, por incumplimiento de pago de la Comisión Directiva.

Según informó el medio de prensa de distribución nacional, en el documento también se indicaba que por distintos motivos, sólo 3 o 4 familias estabas pagando la cuota social, de las más de 40 que allí residen.

El municipio de Libertad fue envuelto también en la denuncia pública, donde se informaba una presunta falta de palabra por la no bituminización de las calles internas de la cooperativa, que habrían sido prometidas por el Alcalde Sergio Valverde.

En las últimas horas, el semanario local La Semana difundió la versión dada por el Presidente de la Comisión Directiva, Gastón Varela, quien decidió aclarar algunos puntos sobre la denuncia que recibió “El Bocón”.

Varela, dijo que las deudas que tiene COBILIVER II con comercios de la zona “se saben”, y aclaró que ese dinero fue un extra en la inversión, que no afectó el préstamo que realizó el Ministerio de Vivienda para la finalización de las soluciones habitacionales, como en un principio de había dicho.

“Nosotros trabajábamos con un Instituto de Asistencia Técnica (IAT), que son los que nos asesoran en todo el proyecto, son los que saben, viven de las cooperativas, hay arquitectos, asistentes sociales, abogados, escribanos”, explicó a La Semana.

Y prosiguió, “cuando estábamos a punto de terminar nos dijeron que veníamos bien con la plata, que nos iba a dar para hacer los cimientos de los muros, inclusive hasta los muros podíamos llegar a hacer. Faltaban un par de meses para terminar la obra y con el aval de ellos arrancamos a hacer los cimientos para los muros. Se hicieron, llegó el fin de la obra y nos dimos cuenta que los muros no los íbamos a poder hacer. Cuando llegó la última partida, nos dimos cuenta que ya estábamos debiendo”.

Según indicó, en una asamblea realizada por la cooperativa con presencia de su contadora, se estableció una forma de pago con la que no todos estuvieron de acuerdo. “Es sencillo, ahora no podemos arrancar los cimientos de los muros para devolverlos a la barraca. Es responsabilidad compartida entre todos”, expresó.

“Se planteó la posibilidad de hacer alguna rifa, como cuando arrancamos, pero llegado el momento todos se echaron para atrás, poca gente tiene ganas de trabajar ahora que están metidos en las casas“, agregó.

Varela dijo estar tranquilo con la gestión que desde hace cinco años lleva adelante, aunque expresó su malestar por los rumores que han surgido e indicó que entre la Directiva y los proveedores ya se llegó a un acuerdo para el pago de la deuda existente.