Gobierno

Desmayos en UTU: solución un año después

Hace algo más de un año atrás, el edil del Partido Nacional, Danilo Del Curti, denunciaba en la Junta Departamental de San José, que alumnos de la escuela técnica María Espínola Espínola se desmayaban en clase por no ir bien alimentados.

Del Curti dijo que unos 60 estudiantes asistían diariamente en esas condiciones, según datos que le habían proporcionado funcionarios del centro educativo. Y dijo también que hubo “por los menos dos o tres casos de desmayos”. “Es algo que claramente está relacionado con que no comen bien, van con el estómago vacío”, expresaba el legislador al dar cuenta de la situación.

El asunto fue elevado al Consejo de Educación Técnico Profesional, Ministerio de Desarrollo Social e Intendencia, para articular alguna solución.

La idea del edil era que se implementara el servicio de copa de leche. Algunos docentes, incluso, le transmitieron su voluntad de elaborarla ellos mismos, así como también algún alimento que la acompañara.

Sin embargo, no hubo una solución hasta transcurrido prácticamente un año de efectuada la denuncia, que incluso motivó la atención de medios nacionales.

Recientemente, tras la asunción de las nuevas autoridades escolares, la titular de Políticas Sociales de la ISJ, Carolina Hornes, puso la repartición a a la orden a fin de resolver el asunto.

El acuerdo entre las partes fue casi inmediato. Hoy por hoy, la Dirección aporta los insumos necesarios para la elaboración de 60 copas de leche, más pan, dulce y otros complementos.