Política

Urreta: la ISJ incurrió en un “gran descontrol”

El ex Presidente del Frente Amplio, Pablo Urreta, aseguró que la ISJ incurrió en “un gran descontrol” en materia de gastos entre los años 2011 y 2015.

La semana pasada y a instancias suyas la Mesa Política del FA puso en marcha un proceso de análisis de las finanzas de la ISJ, de cara a la próxima Rendición de Cuentas.

Urreta señaló que en esos 5 años el gobierno departamental tuvo un déficit de 694 millones de pesos. “Cada año algo mas de 100 millones de pesos”, enfatizó.

El también dirigente de Asamblea Uruguay señalo que “solo el año anterior” la comuna registró pérdidas “por 149 millones de pesos uruguayos”.

“Para que se pueda dimensionar el volumen: la mala administración de Falero se tragó un polideportivo por año, que se estima tendrá un costo de 5 millones de dólares”, graficó.

Por otra parte Urreta señaló que la gestión llevada a cabo entre el 2011 y 2015, comparada con de los demás departamentos, “fue la más deficitaria. Y también lo fue comparada con las anteriores administraciones de San José”.

“O sea que es la peor administración de los últimos 25 años en San José, y la peor en  comparación con el resto de los departamentos, incluido Montevideo”, remarcó.

“El PN grita y patalea contra el 3,8% del déficit fiscal del gobierno nacional, pero nada dice de su propio déficit acumulado, que es del 15 por ciento”, cuestionó.

El dirigente dijo, además, que el discurso de la ISJ no se condice con la realidad. “Los ingreso han crecido producto de los aportes del gobierno nacional, pero hay gran descontrol en los gastos”, insistió.

En tal sentido dijo que, por ejemplo, a Cultura se destina el 3% del presupuesto, el 50% a Obras, el 4% a Políticas Sociales, el 2% a Turismo y Deportes y el 8% a Gestión Ambiental y Salud.

“Sin embargo a la hora de concretar, esto no se ve. Es muy cierto que se invierte mucho, pero no vemos las obras. Las calles por ejemplo son un desastre, están intransitables en todos lados”, afirmó.

Asimismo “la gestión de la basura deja mucho que desear. Como la iluminación también. ¿En qué se están invirtiendo esos ingresos crecientes? Son cosas que nos preguntamos”, finalizó.