Policiales

Familiares habían pedido ayuda a la Policía

Juan Marcelo Silva, el hombre que el sábado mató a su madre, hirió a dos de sus hermanos y luego se suicidó, presentaba conductas que infundían “mucho miedo y temor” para su entorno.

Según informa Subrayado, cinco días antes se habían presentado en la seccional dando cuenta de la situación. También llevaron una carta reclamando asistencia psicológica.

Hace más de 30 días que la familia de Juan Marcelo Silva de 38 años, había detectado que el hombre tenía actitudes extrañas: se encerraba en su casa, en solitario, había dejado el trabajo y casi que no mantenía contacto con sus amigos.

Por ese entonces, la madre del hombre, una mujer de 60 años, ya se había percatado de que el mismo tenía en su poder un arma de fuego.

Con el pasaje del tiempo, Juan Marcelo Silva comenzó a amenazar a la sexagenaria con el arma, advirtiéndole de que estaba al tanto de que a él lo estaban persiguiendo para matarlo, y por ende, se defendería.

Subrayado estuvo en contacto con la familia del hombre, quienes aseguraron que no estaba en sus cabales, y que no saben porque llevó a cabo el trágico final con su madre, a quien le disparó en reiteradas ocasiones y le dio muerte en una vivienda en la que compartían terreno, para luego suicidarse.

El lunes pasado, los hermanos del hombre fallecido, que también fueron heridos de bala, habían concurrido a la seccional séptima de Libertad, donde hablaron con el comisario y le trasladaron la preocupación familiar. El oficial les dijo que redactaran una carta para llevársela al juez de turno.

Su estado es cada vez peor y nos preocupa que en momentos dice matar a todos y que van a venir a matarlo; otra cosa que nos parece irreal, incluso llegó a apuntar con el arma de fuego a uno de sus hermanos“, asegura uno de los párrafos de carta que fue redactada un día antes del brutal asesinato, el pasado viernes 26 de mayo.

En otro fragmento del texto, la familia le expresa al juez que “la situación es de mucho miedo y temor, al punto que hemos decidido que nuestra madre se retirara de su casa ubicada en el mismo predio, por miedo a lo que pueda suceder”.

El 27 de mayo a las 15:00 horas aproximadamente, se termina llevando a cabo el hecho.

Los hermanos heridos por el hombre, se encuentran internados, uno con una herida en una de sus piernas, y otro con un impacto de bala a la altura del abdomen que le perforó un pulmón.