Sociedad

Casi 200 personas marcharon por “Codi”

Quienes participaron de la manifestación, inédita en San José de Mayo, repudiaron el asesinato del perro y exigieron ser escuchados por las autoridades.

Al caer la noche de este martes unas de 200 personas provenientes de diferentes puntos del departamento se congregaron en la plaza de los 33 Orientales respondiendo a la convocatoria para marchar exigiendo justicia por “Codi”, un perro callejero –pero cuidado por vecinos- asesinado el pasado sábado en un terreno baldío  ubicado en calle Canaro entre Montagne y Figueroa, a manos de un hombre identificado con las iniciales A.M.S.

La cita era a las 19, minutos después de la hora pactada se comenzó a andar.

Una pancarta que rezaba “Justicia por Codi, si la ley no actúa el pueblo lo hará”, abría la manifestación, detrás, decenas de personas, algunas con más carteles en los que se reclamaba “no más maltrato animal”, otras acompañadas  por sus mascotas y muchos en silencio pero apoyando la solicitud, conformaron la escena diferente en el centro maragato.

Primero fue una vuelta a la plaza y después se siguió rumbo al domicilio del sujeto acusado de dar muerte al can, ubicado en calle Zorrilla entre Artigas e Ituzaingó.

Congoja, impotencia y bronca manifestada en un grito a coro que decía “¡ASESINO, ASESINO!”, fueron algunos de los sentimientos experimentados por los manifestantes.

En ese marco la activista Jenni Peraza destacó la convocatoria diciendo: “es la primera vez que nos animamos a salir a la calle a reclamar por los animales, siempre se habla mucho, pero esta concentración nunca se ha dado y en esta magnitud menos”. Agregó también que “esto tiene que ir más allá de los voluntarios”, al tiempo que exigió ser escuchados por las autoridades.

Posteriormente fue leída una proclama que decía:

Autoridades departamentales y nacionales, es increíbles que los civiles tengamos hoy que manifestarnos por el maltrato animal.

Sabido es que la violencia se manifiesta desde niño, si no es controlada y atendida en su justo momento, el final siempre es el mismo, maltrato, abuso, asesinatos (y no hablamos solo de animales), sino de este tipo de flagelo que hoy azota a nuestra sociedad.

Se nos pide a los voluntarios sensibles en la problemática del abandono de mascotas en la vía pública, que nos hagamos cargo de lo que el Estado no pone: compromiso, seriedad, ni consecuencia

…no queremos que la muerte de Codi sea en vano, por eso necesitamos, si esta persona o todas las personas que cometen actos aberrantes están enfermas mentalmente, estén donde corresponda para ser atendidas. Y si es una persona violenta sana, que la justicia haga caer todo el peso de la ley, con seriedad, compromiso y ser justo. Por la vida digna tendría que ser para todos los seres sintientes una prioridad”.

Tras la lectura de la proclama, ya en el punto final, se procedió a colocar varios de los carteles que portaban los participantes en las ventanas de la vivienda donde reside el acusado de haber matado a “Codi”. Desde la casa no salió nadie ni hubo respuesta alguna.

 

Luego de eso y siempre con respeto, la concentración se dispersó por las calles del barrio Colón, en silencio, como el del vacío que dejó el espacio donde hasta hace poco el cachorro Codi le hacía fiesta a los vecinos, retribuyéndole el cariño que estos le daban.

 

*Fotos y video: Jennifer Rivero Texto: César Reyes