Patrimonio

Adquiriendo historia se colabora con Basílica Catedral

La Diócesis de San José de Mayo puso a la venta piezas de azulejos antiguos retirados de la cúpula mayor de la Basílica Catedral, que datan de entre los años 1820 y 1910, como forma de colaborar con la nueva restauración de esa parte del edificio y a su vez llevarse a casa un poco de la historia de San José.

La colocación de los nuevos azulejos, provenientes de Brasil, ya comenzó. En un principio la idea era conservar las viejas piezas pero no pudo concretarse el hecho, debido a la rotura de varios azulejos y la mala colocación de los mismos realizada en la década del 50, cuando se realizó una restauración de la cúpula.

“Para concretar la colocación de las nuevas piezas se solicitará la colaboración de quienes deseen, ofreciendo estas antiguas piezas de cerámica. Las mismas podrán ser adquiridas en la Oficina parroquial, como forma de conservar parte de  la historia de San José, mediante una colaboración de $ 1.500 (pesos uruguayos)”, informó la Diócesis.

En una caja con imágenes de fotógrafos locales, se ofrecen 4 ejemplares de azulejos “Pas de Calais” y una parte del revoque con el que habían sido adheridos. Se trata de los antiguos originales azulejos franceses que vinieron a Uruguay entre 1820 y 1910 y que en 1875 se utilizaron para cubrir la cúpula mayor de la Catedral y las torres de la misma, entre otras construcciones históricas.

Además de los azulejos, se entrega un “certificado de autenticidad” del Obispo de la Diócesis de San José de Mayo, Monseñor Arturo Fajardo en el cual expresa que las “piezas de cerámica contenidas en esta caja, constituyen parte de los pocos azulejos franceses Pas de Calais, originales, recuperados de la Cúpula principal de la Basílica Catedral de San José de Mayo, construida en 1875 y extraídas de las obras de recuperación realizadas en el año 2016”.

Las piezas pueden adquirirse en la oficina parroquial (25 de mayo 477) los lunes, miércoles y viernes de 9 a 12 horas y en el atrio de la Catedral previo a la celebración de las Misas los sábados a las 18 horas y los Domingos a las 10 y 20 horas.