Espectáculos

Saltando en una pata

Amaro junto a Vidalín

El cantante y humorista maragato Sebastián Amaro fue ovacionado por 30 mil personas en Durazno, donde recibió un nuevo reconocimiento en el marco del 44 Festival Nacional e Internacional de Folclore.

Meses atrás y como consecuencia de la diabetes, el popular Seba Amaro sufrió la amputación de la zona inferior de su pierna derecha. Para muchos esto hubiera representado un impedimento para llevar la vida con normalidad, para “el Seba” parece haber tenido un efecto totalmente contrario, encontrando en lo que para otros hubiera sido adversidad, un nuevo elemento para hacer reír a las masas.

Con frases como “vengo saltando en una pata” o “hoy voy a hacer una actuación que, como ven, no va a ser completa”, irrumpe en el escenario ayudado por un caminador mientras la multitud estalla en risas y muestras de afecto hacia el artista.

“Obviamente la procesión la llevo por dentro, pero mi postura y el humor me han sacado adelante. Soy un convencido de que el humor y la música sanan. Si un solo tipo durante cuarenta minutos puede hacer reír y entretener a más de veinticinco mil personas bajo la lluvia y haga que estas personas se olviden de los problemas por los que atraviesa, el trabajo está hecho”, dijo el artista a diario El País.

En la noche del sábado 4 de febrero y pese a la lluvia que caía en el corazón del país, unas 30 mil personas fueron testigos de uno de los momentos más emotivos que tuvieron, nuevamente, al “hombre del sombrero” como protagonista.

En determinado momento y sin estar en el programa, el Intendente Carmelo Vidalín, portando un recuerdo del Teatro Español, subió al escenario “San Pedro del Durazno” donde se encontraba Sebastián Amaro con guitarra en mano como una extensión de su ser y dijo, entre otras cosas, que el cantante maragato es “un ejemplo por su valentía, por su fuerza, por su cariño y por el amor de la gente”, inmediatamente entregó el presente en nombre del público que emocionado presenciaba la escena.

Como respuesta Amaro manifestó que los instantes vividos anoche (por el sábado) sobre el escenario, se comparan, e incluso superan, la emoción de haber sido elegido Charrúa de Oro del festival duraznense, obtenido en el año 2015, según reproduce Durazno Digital.

“Agradezco a todo el pueblo de Durazno y a todo el Uruguay porque el festival se está transmitiendo para todo el país”. A modo de mensaje a partir de la experiencia vivida, que afectó su condición física, el artista dirigiéndose al público dijo: “ustedes mentalícense de que pueden salir adelante y van a salir adelante; sí se puede”, señaló.