Sociedad

“Quiero comprar mi casa” llegó a San José

El movimiento social “Quiero comprar mi casa”, -que promueve la creación de un Plan Nacional de Vivienda- llegó este miércoles a la capital maragata en el marco de la recorrida que tiempo atrás había iniciado en la ciudad de Libertad.

La organización, promovida a nivel nacional desde el año 2014, cuenta con más de 12 mil familias nucleadas en 14 departamentos que buscan acceder a la compra de vivienda y no cuentan con los requisitos exigidos por los programas
actualmente disponibles.

El movimiento respalda el Plan Nacional de Vivienda Popular presentado por el Diputado de Unidad Popular, Eduardo Rubio, que -según se estima- será tratado en la cámara baja en el mes de marzo.

Tras su pasaje por las ciudades de Libertad, Ecilda Paullier y Ciudad del Plata, este miércoles llegó a San José de Mayo -donde se concretó una primera reunión con vecinos de la ciudad- para luego continuar la gira departamental en la ciudad de Rodríguez.

Juan Carlos Reyes, referente del grupo en nuestro departamento, dijo que esperan contar con el apoyo de los legisladores del departamento y del sistema político en general.

“Que la Junta declare de interés departamental el proyecto sería de gran ayuda”, expresó Reyes, quien informó que también esperan contar con el apoyo de los Diputados Ruben Bacigalupe y Walter De León, y el Senador Carlos Daniel Camy.

Los actuales planes que ofrece el Gobierno nos excluyen por distintos motivos, el principal es por no contar con el obligatorio ahorro previo, por la discontinuidad en los trabajos que se nos ofrecen o por no llegar a los montos de ingresos exigidos”, especifica la proclama que promueve el grupo.

Y prosigue, “entendemos que esto no es motivo para que los trabajadores quedemos excluidos del acceso a una vivienda digna y propia“.

El plan está pensado para mayores de 18 años que no tengan vivienda a su nombre y tengan ingresos inferiores a los 60 mil pesos uruguayos.

Para poder continuar con las gestiones, el grupo ya solicitó la personería jurídica y
aguarda su aprobación para convertirse en Asociación Civil.