Sociedad

Esa ilusión que se renueva cada 6 de enero

En diferentes puntos de la ciudad y el departamento, al igual que en todo el país, se celebró este viernes un nuevo Día de Reyes.

Distintas fueron las formas y los organizadores, aunque idéntico el objetivo: que no quedara un solo niño sin su regalo.

Mientras que la Intendencia llevó a cabo su habitual entrega de juguetes en Picada de Varela, comisiones vecinales y grupos de voluntarios se desdoblaron en todo el territorio josefino para hacer realidad la visita de Melchor, Gaspar y Baltasar.

Una de esas actividades fue la realizada en el entorno del salón comunal del Roberto Mariano, ubicado en calle España y Salto, que convocó a decenas de pequeños.

Con aportes de particulares y comercios, integrantes de la comisión fomento, del merendero y vecinos ofrendaron su esfuerzo a los más chicos en pos de una tarde distinta, como lo hicieron aquellos con el incienso, la mirra y el oro al nacido en Belén.

*Fotos: José Gutiérrez