Política

De León hasta el cuello con UBER

El representante del MPP por el departamento de San José, Walter De León, propuso pagar $ 140.000 a usuarios “arrepentidos” de Uber. Para que eso suceda el cliente debe pedir el servicio y “arrepentirse” en mitad del viaje.

Según informó El Observador este lunes, el Movimiento de Participación Popular (MPP) analiza una propuesta de su diputado por San José, Walter de León, para crear la figura del “usuario arrepentido”, una especie de quintacolumnista o caballo de Troya espontáneo que, consideran, ayudará a atrapar y multar a los conductores que trabajan para la empresa Uber.

El “usuario arrepentido” –que si hace bien su tarea será recompensado con 150 unidades reajustables– debe convocar el servicio de Uber sin ninguna segunda intención. Porque si recurre a esa aplicación tecnológica con el objetivo de denunciar a sus choferes incurrirá en la figura penal de incitación al delito.

Lo que debe hacer la persona que quiera ganarse ese dinero es llamar a Uber y, a mitad del viaje, “arrepentirse” y alertar a las autoridades municipales.

“Se trata de hacer participar a los ciudadanos para que, entre todos, podamos solucionar este problema que le escapa a la Justicia. Para eso se necesita una herramienta innovadora, y la figura del arrepentido puede ser el camino”, dijo De León a El Observador.

Pero, ¿cómo es posible saber si el denunciante es un verdadero arrepentido o si llamó a Uber con toda la intención precedente de tenderle una trampa al conductor? “No es posible saberlo. No es posible saber con certeza, ni una cosa ni la otra. Así que debemos creer que la persona se arrepiente de verdad. Después deberá darle a las autoridades los datos del coche y la constancia del pago electrónico”, explicó el parlamentario.

La propuesta legislativa establece que “cuando se desconozcan mediante el uso de aplicaciones informáticas, las leyes, reglamentos y todas las disposiciones en el sector del transporte, las autoridades competentes estarán autorizadas a utilizar las figuras del testigo colaborador y del usuario arrepentido a fin de identificar y sancionar a los infractores”.

Se considerará usuario arrepentido “a toda persona que en el sector del transporte, luego de utilizar un servicio que no esté autorizado, se arrepienta y suministre los medios de prueba necesarios para identificar al conductor y el vehículo en infracción”. Se reconocerá como “testigo colaborador” a aquella persona que, como indica la clasificación, le salga como testigo al denunciante.

Una vez arrepentido, el usuario de Uber llamará por su celular a las autoridades quienes, según dice el proyecto, deberán acudir “inmediatamente” para labrar un acta documentando lo sucedido.

Primero, el Estado deberá hacer fe en el arrepentido para creerle que efectivamente se arrepintió y que no actuó con anticipada malicia.

Entonces sí, le otorgaran un premio como reconocimiento que no podrá ser inferior a 150 UR financiadas mediante las multas correspondientes.

Al conductor de Uber delatado por el arrepentido se le aplicará, como pena accesoria, la incautación del vehículo por un plazo mínimo de seis meses.

Por el tema el diputado Walter De León también tuvo un fuerte cruce con el periodista Gerardo Sotelo en el informativo de radio Sarandí.

[CLIC AQUÍ PARA ESCUCHAR EL AUDIO]

*Clic aquí para acceder a la nota completa de El Observador