Esparcimiento

Desde este sábado, “Como en casa” en la 41

Desde este sábado de 09:00 a 10:30 hs., Jennifer Rivero, una joven comunicadora de 24 años edad oriunda de Ciudad del Plata pero que se ha enamorado de San José de Mayo, tendrá el gran desafío de transformar cada mañana sabatina en “un hermoso día de primavera”, según ella misma nos contó. Saliendo del formato informativo, Jennifer estará al frente de “Como en casa”, la nueva propuesta de Radio 41 -1360 AM en el dial- que viene cargada de novedades…

Sanjoseahora: ¿Qué va a escuchar el oyente de Radio 41 en el transcurso de “Como en casa”?

Jennifer Rivero:  – En el transcurso del programa vamos a tener entrevistas que permitan a la gente conocer historias interesantes, nuevos proyectos sociales y/o culturales que estén generando algo en la sociedad, que estén haciendo la diferencia, y entrevistas biográficas de reconocidos personajes que forman parte de la cultura de nuestro país. Además vamos a tener un espacio de promoción de la salud, donde la idea es que un especialista en la materia brinde consejos e información que permitan a la audiencia ejercer un mayor control sobre su salud. Después tenemos un espacio de promoción de la lectura que estamos armando con reconocidos escritores de nuestro departamento, en el que vamos a procurar despertar el interés por la lectura y, por qué no también, por la escritura. Tenemos luego un espacio al que denominamos Cocina Como en Casa, en el que la idea es adelantar la merienda de los sábados con una receta lo más fácil, económica y saludable que podamos. Además vamos a aportar información nutricional sobre los ingredientes que usemos en cada receta, para que la gente sepa lo que está consumiendo y lo que le aporta a su cuerpo. Y en el final, vamos a viajar a través de la música. Cada sábado nos vamos a despedir con un mini recital compuesto por tres canciones de tres artistas diferentes pero de un mismo país. Buscamos de esa forma acercarnos a la cultura de cada país, conocer el mundo a través de una de las cosas más lindas que existen, la música.

Desde hace un tiempo estás vinculada a los informativos de la radio, imaginamos que el cambio de formato te permitirá mostrar otras facetas en cuanto a comunicación con la audiencia.

– Sí, de hecho eso espero, que la audiencia pueda conocerme a través de este programa tal cual soy. El informativo es un formato muy estructurado y más allá de tener hoy en día otros espacios de interacción con la gente, tener tu propio espacio y manejar el contenido y lo que realmente querés transmitir, es fantástico. De todas maneras, no deja de ser todo un desafío para mí. Hace más de un año que estoy saliendo al aire con el info y no dejo de ponerme nerviosa cada vez que se prende la luz roja de “aire”. Me pone también un poco nerviosa el hecho de no saber si la gente va a aceptar este nuevo producto en la emisora, es algo diferente a lo que actualmente se puede escuchar y no se qué tanta aceptación va a tener. La idea es estar cerca de la gente, que la gente sepa que puede contar con el programa para expresarse, para conocer y dar a conocer historias, para informarse y para divertirse también. Quiero que la mañana de los sábados sea disfrutada por los oyentes, que cada sábado sea como “un hermoso día de primavera”, por describirlo de alguna manera. Transmitir una linda energía para encarar uno de los mejores días de la semana, de la mejor manera.

Vos no sos oriunda de San José de Mayo, por lo que suponemos te debe haber llevado un tiempo adaptarte y comenzar a entender algunas de nuestras particularidades como maragatos, ¿fue así?

– ¡Sí! De hecho, siento que aún me estoy adaptando jaja. Pero ni se imaginan lo que agradezco haber llegado a este lugar, me gusta mucho San José de Mayo, y he tenido la suerte de conocer a personas increíbles acá. Antes de llagar a “la República de San José de Mayo” -como le llaman muchos- , vivía en Ciudad del Plata, allí me crié. En mayo del año pasado me vine a vivir acá por temas laborales y no tengo por ahora planes de irme. De verdad me he sentido muy cómoda en esta ciudad, el grupo de trabajo que tenemos en la radio es genial, y eso es una gran motivación; porque si bien tengo la suerte de trabajar en lo que me gusta, en lo que elegí, me parece que el buen ambiente laboral es fundamental para sentirse realmente bien. Si hablamos de las particularidades de los maragatos, hay unas cuantas que me han llamado la atención. Por nombrar una, y no estoy segura de que sea realmente una particularidad de la gente de acá pero no la había visto antes en ningún otro lado, me llama la atención que la gente le ponga mayonesa a la pizza jaja!

¿Cuándo te picó el bichito de la comunicación?

– En realidad llegué medio de casualidad al mundo de la comunicación. Yo había hecho el Bachillerato de Construcción de UTU en Ciudad del Plata y luego comencé la carrera de Arquitectura, en el año 2010. La situación económica de mi familia no era nada buena por aquellos tiempos y la carrera que elegí es bastante cara. El primer año obtuve una beca y luego comencé a trabajar en un taller de costuras para poder seguir estudiando, pero no era tan fácil la cosa. Entonces me plantee hacer algún curso corto, que me permitiera generar ingresos suficientes para seguir con mis estudios. Empecé a buscar en la oferta educativa de UTU y llegué a la Escuela de Comunicación Social, entusiasmada por hacer Publicidad. No sabía que existía esta escuela hasta ese momento y me pareció genial. Recuerdo que empecé una semana después que el resto del grupo, y después de conocer todas las áreas de especialización que ofrecía, lo menos que quise fue hacer Publicidad.  Lo que más me gustó fue prensa y decidí dedicarme a eso, aunque en los talleres de radio y televisión, me entusiasmaba mucho el tema de producción. De hecho, Como en Casa, es un programa que adapté de un guión para televisión que tuvimos que hacer como prueba final y con el que me fue muy bien, y que espero algún día poder llevar adelante. Al año y medio de empezar mis estudios en la ECS, entré a trabajar en el periódico La Semana de Libertad y allí estuve dos años. En medio de mi desempeño en ese medio de prensa, comencé a trabajar en el informativo de Canal 3 de esta ciudad, fue en enero del 2015 y en mayo me vinculé a la radio, el medio que más me gustó y el que finalmente elegí para quedarme.

¿Quiénes son tus referentes?

– En realidad no tengo un referente en particular. No hay nadie que me haga decir “quiero ser como…” o “quiero seguir los pasos de…”. Lo que hago es ir tomando lo que más me gusta de cada persona y tratar de ir haciendo un camino en el que yo me sienta cómoda. En los tres medios en los que he trabajado he tenido la suerte de ser guiada por buenos comunicadores de los que lo más destacable es su dedicación a la profesión. De ellos he aprendido mucho y sigo aprendiendo. Pero referentes por el momento no tengo.

¿Cuáles crees que son los  pro y los contras de esta profesión?

– Los pro sin duda tienen que ver con el vínculo que generamos con la población y las historias y personas que conocemos trabajando en esto. Cuando comencé a trabajar en el periódico, por ejemplo, conocí grandes personas e historias increíbles. Soy bastante sensible y recuerdo haberme conmovido más de una vez haciendo una nota. Aún me pasa con determinados testimonios, hechos o acontecimientos que realmente me llegan y que me hacen pensar “qué lindo es trabajar en esto”. Por otra parte, lo que la gente recibe como información es nuestra responsabilidad, por eso debemos cuidar la forma de trabajar y lo que le damos a la población. Muchas veces he visto como se destacan temas que no aportan nada a la sociedad pero que generan polémica, temas que “venden” por decirlo de algún modo y otras veces he visto cómo historias que vale la pena conocer, que vale la pena apoyar, son dejadas de lado por los medios. Creo que esa responsabilidad que tenemos los comunicadores a la hora de informar puede ser un arma de doble filo. La contra más grande que tenemos hoy en día acá en el interior del país, es la baja remuneración que recibimos por nuestro trabajo. Conozco compañeros que trabajan hace años en el mismo medio y ganan lo mismo que ganaba yo trabajando en una cafetería de Montevideo. Hace falta que se reconozca este trabajo, que se valore mucho más. Cuesta mantenerse en el interior del país en esta profesión, realmente te tiene que gustar lo que haces para seguir.

Te vamos a hacer una pregunta para nada novedosa pero nos interesa saber: ¿qué te imaginas haciendo dentro de 10 años?

– Sinceramente todavía no sé lo que quiero, por eso no imagino cómo será mi vida dentro de 10 años. Me gustaría permanecer donde estoy por un tiempo más pero no sé si tanto, porque a nivel personal tengo algunas metas que me gustaría cumplir que no están muy vinculadas a mi trabajo actual. Por ejemplo, me gustaría salir a conocer el mundo, vivir aquí y allá, disfrutar de todo lo que hay allá afuera, que es mucho. Pero haga lo que haga de aquí a 10 años, me gustaría dejar mi huella, poder contribuir en algo a mejorar el lugar donde vivimos.

como en casa