Gremiales

Plenario rechazó “cada palabra” de Menéndez

El Plenario Departamental del PIT-CNT rechazó “profundamente” las expresiones del dirigente de la Asociación Rural, Juan Ángel Menéndez Chabay, quien consideró innecesario un relevamiento del estado de las viviendas de los trabajadores de tambo por parte de la Inspección General del Trabajo.

Un pedido en tal sentido será formalizado ante el Ministerio de Trabajo el próximo martes por el Edil y dirigente sindical Germán González, quien previamente, en la Junta Departamental, había hecho referencia a la precariedad en la que viven, tras el incendio de Camino de la Costa del pasado 11 de julio.

En el documento, el Plenario señaló que las expresiones de Menéndez remarcan la postura de las patronales del campo de “negarle a los trabajadores la protección que se encuentra enmarcada en las leyes, decretos y convenios de dicha rama de actividad”.

Del mismo modo, según el colectivo, deja en evidencia “la negación” de la Asociación Rural de San José “con respecto a la negociación colectiva”.

La central sindical local remarca que esa “corriente de pensamiento” es la de “quienes se negaron a la ley de consejos de salarios, (y a) la ley de 8 horas para los trabajadores rurales“, hecho que quedó demostrado cuando “expulsaron a los trabajadores rurales sindicalizados del recinto de la ‘fiesta del campo’ en la Rural del Prado (…) con violencia por la seguridad privada cuando los trabajadores difundían el proyecto de ley de 8 horas para el trabajador rural, en un país democrático y libre”.

“Rechazamos profundamente cada palabra vertida por el Sr. Director (Menéndez) Chabay, marcando claramente la cancha e intercediendo para que el MTSS no realice la tarea que le compete ante una denuncia de características laborales en toda su magnitud”, prosigue el comunicado.

En el último párrafo, el Plenario remarca que “estuvo, está y estará a la defensa de los más desprotegidos y de los más vulnerables para que se cumpla todo aquello que se ha conquistado con la lucha organizada”.

El comunicado original, aquí.