Policiales

Cocaína y pasta base

Foto ilustrativa

Esas eran las drogas que llevaban consigo Aníbal Fernando Fernández Santos de 22 años y poseedor de antecedentes penales y un adolescente de 17 años de edad que lo acompañaba al momento de la detención.

La información remitida desde la Jefatura de Policía indica que en la noche del miércoles, mientras efectivos de la Seccional Séptima efectuaban recorridas, detuvieron a la altura del Km. 42 de la Ruta 1 a una moto en la que viajaban los dos individuos.

Procesado Viernes

Aníbal Fernando Fernández Santos

Se les incautó de entre sus ropas ocho dosis de cocaína y setenta y seis dosis de pasta base.

 Puestas las actuaciones a disposición de la Justicia Letrada de Libertad decretó el “procesamiento y prisión de Aníbal Fernando Fernández Santos, bajo la imputación de un delito de tenencia de estupefacientes no para consumo.

También se estableció el inicio de procedimiento infraccional para el adolescente de 17 años, a quien se le impuso como medida socio-educativa privativa de libertad la internación en dependencias del I.N.A.U. por el término de sesenta días”.

Otra abuela como víctima

Una mujer de 83 años de edad caminaba por in mediaciones de las calles Becerro de Bengoa y Frugoni de San José de Mayo, cuando fue abordada por dos motociclistas que pretendieron sacarle la cartera que llevaba colgada. La fuerza utilizada por los malhechores hizo que la octogenaria cayera al piso, por lo que se dieron a la fuga sin lograr su objetivo. La denunciante debió ser atendida en un centro asistencial.

Hurto en vivienda de San José de Mayo

El inmueble está ubicado en las inmediaciones de las calles Canelones y Vidal.

La dueña de casa, una mujer de 69 años de edad, llegó a la vivienda, dejó la puerta abierta y su cartera sobre un sillón.

Un momento de distracción alcanzó para que las manos de los delincuentes se apoderaran de la cartera y se la llevaran. En su interior había documentos y mil doscientos pesos.

Moto recuperada

El vehículo había sido denunciado en las últimas horas y fue encontrado en una vivienda cuyo fondo da al río San José. El borrodado, que estaba cubierto con un nylon, ya se encuentra en poder de su propietaria.