Policiales

Dos hombres a la cárcel por hurto

Imagen ilustrativa

En las últimas horas dos hombres fueron procesados con prisión; se los vinculó a hurtos cometidos en San José de Mayo y Ciudad del Plata. Mientras tanto una mujer deberá declarar ante la Justicia por haber hurtado un monedero en una policlínica.

El primero de los procesados se llama Bryan Michael Gutiérrez Carrocio, tiene 20 años de edad y es poseedor de antecedentes penales.

Como informó sanjoseahora.com.uy, la última denuncia contra él la radicó ante la Seccional Primera un hombre de 26 años de edad, quien manifestó que se desplazaba a pie, cuando en la intersección de las calles Asamblea y Rincón de San José de Mayo fue abordado por dos sujetos. Éstos le quitaron el teléfono celular y se dieron a la fuga.

Poco después era detenido Gutiérrez Carrocio quien pese a negar las imputaciones en su contra debió declarar ante la Justicia, la que luego de la instancia correspondiente decidió procesarlo con prisión bajo la imputación de dos delitos de hurto especialmente agravados en reiteración real con un delito de apropiación indebida en calidad de autor.

Procesado Uno

Bryan Michael Gutiérrez Carrocio

El segundo procesado es Henrry Fernando Campana de 37 años de edad, poseedor de antecedentes judiciales.

Según informa la Jefatura de Policía de San José, en base a investigaciones llevadas a cabo por personal de la Brigada de Investigaciones de Ciudad del Plata, se dio con el paradero del presunto autor del hecho.

Indagado, admitió haber llamado y hecho ingresar a su casa al denunciante para reclamarle el robo de efectos a una conocida, agrediéndolo físicamente. No obstante negó haberlo rapiñado.

Puestas las actuaciones a disposición d ella Justicia Letrada de Libertad la misma decretó el procesamiento con prisión de Campana por la comisión de un delito de hurto.

Procesado Dos

Henrry Fernando Campana

Emplazada

Una mujer de 22 años de edad hurtó el monedero de una profesional de la Salud y gastó el dinero que había en su interior en provecho propio.

La denuncia se radicó ante la Seccional Cuarta por parte de una profesional de la salud, quien manifestó que al retirarse de la consulta en la policlínica local constató el hurto de un monedero, el que se encontraba dentro de su cartera y contenía dinero y documentos.