Sociedad

Escuela 103 la más afectada por las inundaciones

La escuela N°103 ubicada en calle Leandro Gómez e Instrucciones de San José de Mayo, es uno de los centros educativos más castigados por las inundaciones. Este miércoles retomó sus clases a pesar de las pérdidas sufridas y con merma en la concurrencia de alumnos afectados por el temporal.

sanjoseahora.com.uy mantuvo varias comunicaciones con autoridades y padres del centro educativo. Se destaca la preocupación por el material y mobiliario perjudicado por las aguas que ingresaron a la escuela en la histórica inundación registrada el pasado sábado en tierras josefinas. Allí asisten 170 niños en modalidad de tiempo completo, se brinda desayuno, almuerzo y merienda. Trabajan 8 maestras, 3 profesores y la directora.

La familia Gelpes -que envía a sus hijos al centro- nos relató que el mismo sábado en horas de la noche vecinos, padres y maestros asistieron al lugar para poner a resguardo y salvar los materiales allí existentes. A pesar de los esfuerzos el nivel del agua superó lo previsto y según manifestaciones de la Directora del centro, Rita Zabala, “en útiles y material didáctico se perdió todo“, sumado a bibliotecas, mobiliario, computadoras, impresoras y el deterioro de puertas de madera.

El Director Departamental de Educación Primaria, Osvaldo Larrea, manifestó a nuestro portal que UTE habilitó el recinto estudiantil tras evaluar las condiciones en las que se encontraban las instalaciones eléctricas del mismo. Ayer martes se realizó una jornada de limpieza por parte de vecinos, estudiantes y personal del Instituto de Formación Docente, junto con grupo de jóvenes y padres. Larrea afirmó que “en la medida que se justifique la situación” se procederá a solicitar la reposición de los materiales perdidos. En el sitio se hizo presente la Inspectora Nacional de Primaria, Milka Shannon, acompañada por la inspectora zonal y el inspector departamental.

Este miércoles las clases se dictan con normalidad a pesar de las dificultades y carencias presentes. La elaboración de los alimentos y el servicio de comedor se está brindando actualmente en la sede del Club Atlético Central. Rita Zabala aseguró que “con relativa normalidad” se está cumpliendo con las tres comidas.

De los 170 niños que allí concurren, aproximadamente unos 70 no están asistiendo a clases por pertenecer a familias desplazadas por las inundaciones, tampoco asisten niños con problemas respiratorios o afecciones que se pueden agravar con la situación en la que actualmente se encuentra el centro.

Desde la dirección y por parte de padres se solicitan útiles (cuadernos, lápices, gomas de borrar, hojas etc.), dichos materiales son los más necesarios para poder continuar dando clases con la mayor normalidad posible. Se suma el pedido de deshumidificadores y estufas para dar pelea a las humedades que permanecen en las paredes.

Según manifestaciones de una madre cuyos hijos asisten a la Escuela N° 103,  la Junta Departamental de San José envió una donación de útiles la cual no pudo ser recibida ya que en ese momento se efectuaban tareas de limpieza. Empresas también hicieron su aporte en cuanto a productos de higiene y se aguarda la colaboración del resto de la ciudadanía para volver a las condiciones necesarias en las que la institución educativa debe funcionar.

8ac0f7ab-746f-4d3d-ada8-1f23fa8a10b4 474ae6c3-58b9-40ed-a28b-741690b8be1b