Sociedad

La más miserable de las miserias

Notoriamente apenado por la situación, el cura Fernando Perera dijo que los casos de abuso sexual en la Iglesia Católica “son como las miserias más miserables de la Iglesia”.

Entrevistado en el programa Sobremesa que se emite por Radio41, agregó que el asunto “le genera mucha impotencia por las víctimas”, en su mayoría niños, y en alusión a quienes cometieron los delitos enfatizó que “el loco está enfermo…me revienta”.

Mientras tanto, en la mañana de este viernes la Iglesia Católica uruguaya inició un proceso de investigación sobre presuntos casos de abuso sexual cometidos en Cerro Largo.

El obispo de de Melo y Treinta y Tres, Monseñor Heriberto Bodeant, dijo a El País que uno de los religiosos investigados, que actualmente presta servicios en la Diócesis de Melo, recibirá una sanción preventiva mientras se estudie el caso, aunque no se ha determinado cual será. Las presuntas víctimas sean citadas a declarar el lunes, según informa diario El País.