Sociedad

Plenario se declaró en “alerta”

El Plenario San José se declaró en alerta por la gran pérdida de puestos de trabajo. Piden a la ISJ una contrapartida que respalde a trabajadores afectados.

Como estaba previsto, en la jornada de este miércoles se llevó a cabo en nuestra ciudad el paro parcial convocado por el Pit-Cnt. Por motivos climáticos fue suspendida la movilización y oratoria en el centro de San José, y se decidió realizar una conferencia de prensa en el nuevo local del SUNCA.

El vocero fue Fabián Maerro, dirigente del SUNCA, quien denunció que el Plenario San José estamos en alerta porque entendemos que estamos teniendo una gran pérdida de puestos de trabajo. Tenemos el ejemplo de Takata, Bader, la industria láctea, entre otros. Sabemos que tenemos más de 500 puestos de trabajo perdidos (…) hay más de 1.000 trabajadores en el departamento que están en seguro deDSCN5134 paro”.

El Plenario pide al a Intendencia que se genere una contrapartida que respalde a los trabajadores afectados. Maerro puso como ejemplo la empresa Soulpack, “donde ahí, hay errores centrales y muy graves donde 120 trabajadores han quedado cesados y no han cobrado ni un peso”.

Agregó que eso se debe a una mala gestión a nivel departamental donde se “contratan empresas y se la da una cantidad de beneficios para que vengan al país y después pasa lo que está pasando. En Soulpack se desaparecieron los capitales, queda sólo la estructura edilicia. Pedimos al Gobierno Nacional y los Gobierno Departamentales que atraigan inversiones públicas, privadas o mixtas, pero que dejen algo para el departamento, porque después se van y no queda nada. “

Destacó que el movimiento sindical está llevando a cabo una cantidad de leyes obreras para que se aprueben en el Parlamento. Hay una ley que ya cuenta con media sanción y es la Ley de Insolvencia Patronal. Esa Ley quiere decir que si se atraen las empresas y se le dan los beneficios, que “se haga una firma donde los gobiernos departamentales dejen un ‘ahorro’  por si en un futuro dan quiebra, los trabajadores sean los primeros en cobrar y no los acreedores como sucede”.