Sociedad

Airbags fabricados por Takata son investigados en EEUU

Su funcionamiento defectuoso estaría vinculado por lo menos a diez muertes.

La firma japonesa posee una fábrica de esos artefactos de seguridad vehícular en el  Km. 46,500 de la ruta 1 próximo a la ciudad de Libertad en el departamento de San José.

Se ignora si algunos de los millones de airbags que actualmente se encuentran bajo la lupa de la investigación fueron fabricados por la sucursal uruguaya.

Takata está instalada en 18 países y cuenta con  49 plantas y más de 34 mil empleados.

La noticia fue dada a conocer en la jornada de este martes por el portal noticioso infobae.com:

TAKATA DOS

 

“EEUU: decenas de millones de autos en la mira por airbags defectuosos

Las bolsas pueden romperse y lanzar esquirlas capaces de lastimar a ocupantes del vehículo. Diez muertes han sido vinculadas a ese problema y, sólo en Estados Unidos, ya se ha llamado a revisión 28 millones de autos

Decenas de millones de autos adicionales serían notificados en Estados Unidos para que sean reparados los airbags defectuosos, vinculados a varias muertes, dijo el lunes una agencia del gobierno estadounidense.

La entidad encargada de la seguridad en las rutas (NHTS) señaló en un comunicado que sigue investigando los peligros de airbags fabricados por la japonesa Takata que cuentan con infladores defectuosos.

Esos infladores pueden romperse y lanzar esquirlas capaces de lastimar a ocupantes del vehículo. Diez muertes han sido vinculadas a ese problema y, sólo en Estados Unidos, ya se ha llamado a revisión a 28 millones de autos.

Hasta ahora no se sabe bien cuántos airbags sospechosos han sido instalados en vehículos de Estados Unidos.

La agencia cree que “la cantidad de infladores que siguen siendo investigados sería de varias decenas de millones“.

Los peritos sospechan que la sustancia química usada para inflar los airbags de Takata pueden ser muy inestables, especialmente ante constante calor y humedad, y eso provoca la ruptura del inflador.

Takata ha sido obligada a reemplazar esos airbags en todo el mundo, pero la cantidad es tan alta que la empresa no tiene tiempo suficiente como para fabricar las nuevas piezas y reponerlas en cada auto.”